Antecedentes filosóficos al Arte como medio de autoconocimiento

Las técnicas expresivas, como la pintura, la escritura, el movimiento, etc. ayudan a disfrutar y a conectar con el estado de bienestar y a profundizar en él, aportando calidad de vida. Y no solo eso sino que también desarrollan el autoconocimiento, la creatividad y la intuición.

Pero… ¿Cómo es eso? ¿Cómo puede el Arte desarrollar el autoconocimiento?

Varios estudiosos, en estos dos últimos siglos han ido viendo como el arte puede ayudarnos a mostrarnos y desarrollarnos como personas. Hoy trataré de unos pocos filósofos que tratan sobre todo de la necesidad de simbolizar del ser humano y de dar sentido a la realidad que nos rodea.

  • Por ejemplo, para Cassirer(filósofo, 1874-1945) los símbolos se adelantan a la realidad del “yo” y le muestran camino abriéndole paso, estos sustentan el carácter universal del pensamiento, mas allá de las singularidades de cada lengua y cultura. El arte es una forma simbólica, que encierra significado, de forma que el significado y la forma son inseparables. Las formas simbólicas son metáforas que provocan pensamiento. El arte es para Cassirer una forma simbólica, no una copia de la realidad. La forma simbólica representa una peculiar síntesis entre un elemento sensible y un significado, de manera que el significado no existe al margen de la forma simbólica, sino que es ella misma. Por esta razón el símbolo provoca a pensar constantemente. El símbolo funda el sentido. Aquella capacidad simbólica de síntesis es el poder de la metáfora. Las formas simbólicas son formas del pensamiento metafórico. El arte como modelo perfecto de esa síntesis, es también modelo de pensamiento metafórico, y por eso la obra de arte no puede ser sustituida por filosofía.
  • Deleuze (filosofo, 1925-95) sostenía que el arte es una experiencia ludicoestética que permite una composición del caos sin perder las fuerzas creativas del mismo, “ El arte nunca es un fin, solo es un instrumento para trazar líneas de vida” (Deleuze y Guaratti, 2000 p.191). El arte entendido como “instrumento” que da visibilidad y pone en movimiento las ideas y las formas.
  • Para Suzanne Langer (filosofa, 1895-1985), el ser humano tiene una necesidad básica de simbolizar, de inventar significados y de investir de sentido al propio mundo. Lo simbólico es fruto de una conciencia objetivante pero reveladora y comunicadora, el arte es la objetivación de un patrón puramente experiencial. El arte es un espacio de simbolizacion..La cultura humana, a través de sus manifestaciones (arte, religión, ciencia…), tiene, para cada una de ellas, su particular universo simbólico, el cual debe ser investigado, según Langer, por el filósofo. Ella se centró principalmente en el universo simbólico del arte, definiéndolo como “símbolo presentacional” o “apariencia”, que articula la vida emocional del ser humano.
  • Goodman (filosofo, 1906-98) afirma que el mundo es una construcción simbólica y en el arte operan funciones de simbolización. A partir del arte, el sujeto puede revisar su representación del mundo y cambiar su realidad. El arte permite una relación dialéctica entre lo que sabemos y lo que percibimos, entre lo aprendido y lo experimentado, entre el objeto y el sujeto, entre lo real y lo imaginario, entre lo sentido y lo vivido, entre la forma y los símbolos.

¿Cómo lo concibo yo?

Las técnicas expresivas, como la pintura, la escritura, el movimiento, etc. ayudan a disfrutar y a conectar con el estado de bienestar y a profundizar en él, aportando calidad de vida. Y no solo eso sino que también desarrollan el autoconocimiento, la creatividad y la intuición

Por ello, la concepción de “educación artística” que empleo es la expresionista, que promueve el desarrollo de la expresión y la creatividad a través del arte.

Se desarrolló sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial. Este modelo insiste en que la persona se exprese y plasme “su mundo interior” en una creación artística. Es decir propongo la expresión, un espacio de experiencia y de creación. Y también un espacio de reflexión sobre el propio proceso y sobre las imágenes. Preocupándome de todo lo que se puede aprender de forma colateral con el arte, que constituye un vehículo de autoexpresión impulsor del pensamiento creativo, lo que sería una perspectiva más contextualista.

Documentación y bibliografía:

La mediación artística, Ascensión Moreno González, Octaedro Editorial.

http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=209014645009